Archivo de la etiqueta: negocios en línea

Empresario Digital 013: Cómo armar tu blog

wordpress

haz un clic para agrandar la imagen

Esta serie de artículos tiene como intención guiarte, paso a paso, para que instales tu propia empresa digital. Puedes ver un resumen de los pasos que debes dar en el esquema del plan de acción (haz un clic en el link para revisarlo).

Como podrás deducir, no es necesario que sigas al plan al pie de la letra, pero si lo estás haciendo, en este punto ya habrás escogido un nombre memorable para tu empresa y habrás asegurado tu dominio personal con ese nombre. Ahora es momento de cargar WordPress en tu dominio.

WordPress es un programa gratuito que te permitirá, entre otras cosas, editar, publicar y manejar el archivo de tus artículos. Si quieres refrescar los conceptos básicos de este programa, puedes revisar: WordPress.

Este programa tiene además tiene una interfase muy útil que te ayudará a promover tu blog y manejar tus subscriptores (veremos este punto un poco más adelante).

Existen otros programas para manejar tu blog, pero WordPress es EL programa. Tanto es así que la mayoría de los proveedores de alojamiento dan la opción de cargar el programa directamente. Esa opción está disponible tanto en HostGator como en Bluehost, los mejores proveedores del momento (y los que recomiendo, pero existen muchos otros que puedes revisar).

1.- Cuando te hayas inscrito con cualquiera do los dos, una cuenta será activada para ti. Una vez activada, serás llevado al panel de control (C-panel) del proveedor, que no es más que una página Web donde manejas todo lo relacionado con tu cuenta.

2.- Lo primero que tienes que hacer es buscar, hacia el final de la lista de íconos, la “W” que representa a WordPress y hacer un clic en el ícono; el programa se cargará automáticamente.

Un mail te será enviado a la dirección que usaste para registrarte, dándote los detalles de cómo ingresar a WordPress. Desde ahora, ya no tendrás que ingresas a tu proveedor para ir a tu blog –podrás ingresar a WordPress desde cualquier parte con sólo abrir una ventana de tu explorador y digitar tu link.

El link para ingresar que de adjudiquen será algo parecido a: www.tusitio.com/wp-adm.

3.- Pero, espera. Todavía no salgas de tu proveedor de alojamiento. En el mismo panel de control (C-panel), dirígete al ícono de “Mail”. Haz un clic ahí y busca la opción “Email Accounts”. Ahí te permitirán crear tu dirección ce correo, privada y original, con el nombre de tu dominio. La dirección se verá algo así como: pedro@tusitio.com.

Esta será la dirección con la que te presentarás a tus futuros clientes. Mucho más profesional que usar pedro_jimenez1972@hotmail.com

Puedes crear más de de una cuenta y además, (esto es muy útil) puedes escoger una dirección principal (tu cuenta en gmail, por ejemplo) donde querrás que te envíen todos tus mensajes.

4.- Regresa a tu cuenta de correo original y entra en el mail te enviaron, que dice “Wordpress Access Information”. Haz un clic en el link e ingresa a tu cuenta siguiendo las instrucciones. Una vez hecho eso, deberás ir a la esquina superior izquierda y hacer un clic en “Admin”. Ahí puedes ingresar tus detalles personales y (muy importante) cambiar tu contraseña.

5.- Ahora, abre una ventana de tu explorador y digita la dirección e tu dominio (www.tusitio.com). Tu página principal se abrirá y te encontrarás cara a cara (por primera vez) con tu propia empresa digital.

¿Cómo se ve? Obviamente, su imagen será simplona y cruda (como un departamento vacío que acabas de comprar). Eso es porque todavía tienes que acondicionarla. Lo primero que necesitas hacer es recorrer el menú de tu izquierda. Como ya debes saber, si revisaste el capítulo de entrenamiento en WordPress (haz un clic en el link si quieres revisarlo), en ese menú se encuentra TODO lo que necesitas para publicar, editar y manejar tu blog.

Por ahora, debes hacer un clic en “Apariencia” (Appearence) y luego en “Temas” (Themes). Los temas, básicamente, son la forma en que decides cómo se va a ver tu blog. Puedes escoger uno entre las 1.000 opciones que WordPress te ofrece en “Instalar temas”.

Tómate tu tiempo en revisar algunos. Cada tema te ofrece distintas opciones y ventajas. Busca aquel con el que te sientas más cómodo y refleje mejor la intención de tu compañía. Es aconsejable que escojas uno que te permita instalar el logotipo de tu compañía; para eso debes escoger un tema que te permita cambiar el encabezado (Header).

La imagen que proyecte tu blog es crítica. Una imagen correcta atraerá tus clientes, la equivocada los espantará; por eso, vamos a dedicar un artículo completo al tema, la próxima semana.

Hasta entonces,

Gustavo.

PD: Este artículo ha utilizado como base la información provista por Ash Ambrige en su libro “You don’t need a job, you need guts”. Si quieres profundizar el tema y quieres invertir un poco para ser un experto en el tema, te recomiendo que hagas un clic en el link superior y descargues el libro digital.

No sólo es el libro más completo que he encontrado sobre blogs, sino que además la escritora muestra un estilo desenfrenado, fuera do lo común, que hace que su lectura sea muy agradable y divertida.

Etiquetado , ,

Marketing en línea 001: Combatir un dolor.

creando una demanda

Todos conocemos la historia, pero nadie como el gran Quino para representarla.

En su ilustración, un hombre llega a su casa y se encuentra con su mujer, con una sonrisa de oreja a oreja, que le enseña un extraño aparato que acaba de comprar.

-¿No es precioso? –Le dice entusiasmada al marido – los inquilinos del 3B lo tienen y dicen que desde entonces su vida ha cambiado.

El hombre, escéptico, inspecciona el artilugio y responde con mucha prudencia, como si estuviera pisando huevos:

-Sí, es precioso, pero… ¿para qué sirve?

La mujer retuerce su sonrisa y luego rompe en llanto.

-¡Claro! Nosotros no podemos darnos este lujo. Lo del 3B sí pueden, pero nosotros no.

El marido se acerca a consolarla y decide ceder en la compra. La ilustración acaba con el tipo sentado frente al misterioso objeto, con cara de impotencia, como preguntándose “¿qué pasó que no me di cuenta?”

En lo que respecta a la creación de nuevas riquezas, uno de los axiomas más antipáticos (para mí, al menos) es el de: “crea una nueva necesidad y luego cobra por satisfacerla”. Algunos de los especialistas del marketing en línea aseguran que, no sólo este axioma ha dejado de ser efectivo (en lo que a negocios en línea se refiere) sino que está destinado a la extinción.

Desde el surgimiento de la “Web 2.0“, el marketing en línea ha cambiado y ese, y otros viejos axiomas y paradigmas de mercadeo seguirán ese funesto destino.

La causa: crear una nueva necesidad en línea, a diferencia de otras épocas, requiere ingentes inversiones en promoción, mucho mayores que antes, y carece de apoyo técnico (los TAN odiados “SPAMs” han demostrado ser cada día menos productivos) porque tiene que competir con el incalculable aporte de información gratuita, y de alta calidad que está siendo constantemente inyectada en la red.

De acuerdo a Jonathan Fields, especialista en el campo, Las empresas en línea de la nueva generación (Web 2.0) que han demostrado tener éxito sostenido, se dividen en dos grupos: (A) Las que se dedican a satisfacer un deseo específico de un nicho en particular, y (B) Las que se dedican a combatir un dolor específico de un nicho en particular.

Las personas siempre compran objetos para satisfacer una necesidad o un deseo profundos. Incluso aquellas que compran objetos de lujo, si se estudia a fondo, se encontrará que buscan satisfacer el íntimo deseo de ser amados

Entre las dos opciones, combatir un dolor (un problema específico) es la estrategia que produce los mayores réditos

Según Fields, las del tipo A se cuentan entre el 30% de las empresas exitosas y las del tipo B en el restante 70%.  Las segundas sobrepasan a las primeras, de acuerdo al experto, porque es mucho más fácil llamar la atención del público sobre un problema común, que sobre un deseo.

Pero… ¿de qué tipo de dolor estamos hablando? Son muchísimos y abarcan todo los aspectos de la sociedad. He aquí unos cuantos de los más comunes:

  1. -Lo complicado que es estar al día en la innovaciones tecnológicas
  2. -lo angustioso que es tratar con un problema de adicción
  3. -Lo difícil que es cuidar un anciano en casa
  4. -Lo difícil que es lidiar con el estrés.
  5. -Lo fastidioso que es tener que estar al tanto de los cambio en la legislación
  6. -Lo confuso que es decidir entre los nuevos modelos de teléfono celular.
  7. -El miedo a comenzar proyectos nuevos.
  8. -La apatía que produce un negocio estancado.
  9. -La tristeza de un fracaso matrimonial.
  10. -Lo fastidioso que es cuidar una mascota.
  11. -Lo frustrante que es sobrepagar por un servicio del que somos ignorantes.

La lista es inmensa.

¿Estás pensando en emprender un negocio en línea, pero no sabes dónde apuntar tus cañones? Busca un dolor, un problema específico de tu nicho y procura resolverlo.

Es muy importante tener en cuenta lo siguiente: hay muchos dolores que los nichos no saben que tienen. Los tienen pero no pueden reconocerlos. Estos son los dolores que más réditos producen a las empresas. Pero no es tan fácil, si descubres un dolor en un nicho que no es reconocido, tienes que estar listo para invertir esfuerzos en “educar” a tu nicho sobre su dolor escondido.

Pero, si logras identificar un dolor escondido de tu nicho, y estás en capacidad de educarlo sin invertir un esfuerzo muy grande, entonces, de acuerdo a Fields, tienes un “Océano Abierto” para trabajar.

Es por eso que los blogs han resultado mucho mejores plataformas de negocios que los sitios fijos en la Web. Por que te permiten interactuar con tu nicho y te dan la posibilidad real de educarlo.

Etiquetado , , , , , ,